El Club de Golf Escorpión dispone de distintos departamentos cuya labor, de tanto en cuanto, pasa desapercibida en el día a día. Este es el caso de la recepción, formada por María, Guillem, Eduardo y Ana, un equipo multidisciplinar apasionado por el golf. Son los encargados de atender y ayudar a los socios y a los jugadores cuando tienen cualquier petición o duda o piden cierta información, de forma telefónica o presencial, en relación con una reserva, inscribirse en campeonatos, el estado del campo, la Escuela de Golf del Escorpión, etc.

María es la que más años lleva en la recepción, con más de 12 años de trayectoria en el Club. Cuando inició su andadura, veía el golf como un deporte extraño, y ahora incluso lo practica. Lo que más le gusta de su trabajo es el contacto con la gente: “Me gusta que se encuentren como en su casa y puedan confiar en nosotros. Cuando se marchan, veo que se van felices, agradecidos, en definitiva, satisfechos… Y me alegra saber que nosotros hemos tenido algo que ver”. En contraposición, la incorporación más reciente al equipo es Guillem. Los primeros días trató de aprender la “cantidad interminable” de tareas que se realizan en este departamento y, después de cuatro meses, cree que la clave está en adelantarse siempre a las necesidades del socio. Una de las cosas que más le gustan es poder disfrutar de un espacio tan amplio y agradable como las instalaciones del Club.

Otro de los miembros del equipo es Eduardo. Él empezó a jugar al golf cuando tenía 11 años y esta afición hizo que anhelara entrar en el Escorpión: “Quería convertir mi hobby en mi día a día”. Afronta cada día con una sonrisa cerciorándose que los socios han resuelto sus demandas. Al principio, aprendió mucho de Ana, que lleva nueve años en el Club. Ana confiesa que antes los términos como “hándicap” le sonaban a “chino”. Ahora se ha hecho toda una experta. Algunos de los socios le saludan con muchísima complicidad, refiriéndose a ella como “Presidenta”: “Los socios nos demuestran su cariño día a día”. Y con estas muestras, comenta, es un placer trabajar en la recepción del Escorpión.

Sus mejores frases

María: “Un recuerdo muy bonito que tengo de mis años en el Club fue cuando presenté en la cena de empresa de Navidad. La frase de: ‘Buenas noches, chatas y chato…’ quedará siempre en la memoria de aquella Junta”

Guillem: “Igual que en cualquier trabajo donde se está de cara al público, el socio es lo más importante”

Eduardo:Siempre hay que buscar lo más apropiado en cada momento, lo cual significa lo que más se ajuste a cada persona”

Ana: “Me llena de satisfacción ver que el 99% de los socios se van contentos y agradecidos con nuestro trabajo”

Quién está detrás de la Recepción del Club