Javier Sancho Sebastián (Valencia, 1962) acaba de ser elegido por los socios para dirigir el Club de Golf Escorpión durante los próximos cuatro años. Su candidatura, formada por nueve socios del club, fue avalada por el 65% de aquellos que acudieron a votar el pasado 21 de julio. Una jornada que se desarrolló con total normalidad y en la que destacó la alta participación, la segunda más alta en la historia del Club.

La candidatura ganadora conjuga la experiencia de tres de sus miembros, al haber estado en anteriores cargos de dirección del Club, con la ilusión e ideas frescas de los nuevos miembros del equipo, formado por: Vicente Zalamea, en calidad de Vicepresidente, Ana Isabel Móner, como Secretaria, Rafael Mustienes, como Capitán de Campo, Pepo de la Concepción, en el Comité de Competición, Alfonso Argüelles, Tesorero, y Pilar Albert, Silvia Alonso y Francisco Ridocci que ejercerán de vocales.  Javier Sancho llegó al club en 1996, acompañando a dos amigos jugadores, y se enamoró de él al instante. Desde entonces, el Club forma parte de su vida y de la de su familia.

Hemos aprovechado los días de transición entre Juntas Directivas para entrevistarle.

¿Cuáles serán sus principales líneas de trabajo una vez tome las riendas del Club?

Los principios básicos que van a regir el funcionamiento de la nueva Junta Directiva se sustentan en el mantenimiento de lo que somos, un Club de Golf, donde el componente familiar y las relaciones sociales primen sobre cualquier otra cosa. El objetivo es que nuestros socios, sus familias y sus invitados se encuentren como en casa, en un entorno agradable y con un nivel de servicios de máxima calidad que satisfaga los distintos intereses de todos ellos. En el plano económico, continuaremos por la senda marcada durante la presidencia de Jaime Mira: estabilidad y equilibrio financiero en el presupuesto y nula asunción de riesgos.

Sí queremos profundizar en dos aspectos esenciales, la participación de los socios en las decisiones trascendentes para el Club y en la mejora de la comunicación interna y externa desde la Junta Directiva, para lo que vamos a crear un Comité que se dedique exclusivamente a este asunto.

¿Qué destacaría del equipo que le acompaña?

Entiendo que la pregunta se refiere a mis compañeros de Junta Directiva, pero habría que ampliarla al colectivo que suponen tanto los socios implicados de alguna manera en los distintos Comités, como a los empleados del Club. Durante los meses previos a las elecciones he podido comprobar lo bien acompañado que me encuentro en la Junta. Somos un grupo comprometido, con ideas, ganas de trabajar a favor del Club y, lo que es más importante, capacidad de llegar a acuerdos consensuados, incluso en temas conflictivos y sensibles para los socios. La idea es contar con otros socios en los distintos Comités de trabajo que se vayan creando. Además, nuestro Club no se podría entender sin sus trabajadores; desde nuestro Gerente, Marcos Lería, hasta el último becario, forman un equipo humano de gran valor, con gran vocación de servicio al socio. El objetivo es seguir formándoles y dándoles mayor responsabilidad y protagonismo a cada uno de ellos, para que se desarrollen individualmente y ello redunde en una mejora del Club.

¿En qué ámbitos cree que tiene el club más recorrido para crecer y en cuáles quiere destacar?

Durante los últimos ocho años se ha hecho un gran trabajo, se ha mejorado la situación económica, se ha profesionalizado la gestión de áreas estratégicas del Club y se han realizado inversiones en Masía y Campo. No obstante, quedan muchas cosas por hacer, desde trabajar los pequeños detalles que hagan que la vida del socio sea más agradable, pasando por una mejor información de los costes departamentales que ayuden en la toma de decisiones de gestión, una reflexión sobre áreas vitales como la restauración, la tienda y el colectivo infantil-juvenil, un análisis profundo de las necesidades de los distintos grupos de interés dentro del Club y una mejora y ampliación de los servicios. Y muchos más.

¿Cómo cree que pueden aumentar los ingresos del Club?

La mayor parte de los ingresos del Club proceden de los socios, ya sea vía cuotas sociales o servicios. Es lo normal, siendo un Club Social, donde históricamente no se ha visto con buenos ojos la generación de ingresos en actividades que limitasen el uso del Club por parte de los socios. Esta sigue siendo nuestra filosofía, el Club es de los socios y son ellos los que lo deben disfrutar sin limitaciones de ningún tipo. Dicho esto, este pensamiento no es incompatible con la generación de ingresos adicionales vía publicidad, eventos privados, patrocinadores, etc. siempre que no afecten de manera negativa al uso que el socio hace del Club. Creemos que esto es posible y, de hecho, tenemos previsto crear un Comité de Marketing y Comunicación para trabajar en este tema, a ver hasta dónde podemos llegar, reflexionando incluso sobre lo que ya estamos haciendo en este momento, por si hay que modificarlo o eliminarlo.

En su candidatura hablaba de la potenciación de la Escuela de Golf. ¿En qué consiste la apuesta por este servicio?

Esta es una parcela esencial para nuestra Junta Directiva y a la que le vamos a dedicar mucha atención. De hecho, el presidente del Comité de Competición, Pepo de la Concepción, es un gran conocedor de la problemática existente, que vive diariamente muy de cerca a través de sus hijos. Somos conscientes de la existencia de cierto descontento con los cambios que ha habido en la Escuela en los últimos años y con el funcionamiento de la misma. Los últimos responsables de la Escuela han puesto todo su empeño en que funcionara bien, pero distintas circunstancias han hecho que no consolidemos un modelo que contente a padres e hijos. Estamos muy cerca del comienzo de las clases del curso 2017-2018, lo que seguramente dificultará la implantación plena en el último cuatrimestre de este año del modelo de Escuela que queremos. Pedimos un poco de paciencia y confianza a los padres.

Entendemos la Escuela de Golf como un servicio a los socios, donde todos los niños y chavales estén presentes al nivel de implicación que decidan. Es obligación del Club impulsar la cantera y procurar la progresión de los jugadores hasta su máximo nivel, facilitando a los chavales los medios humanos y tecnológicos necesarios. Tenemos que trabajar toda la cadena, desde la escuela base y el salto de los benjamines a la competición, pasando por el apoyo de los alevines e infantiles, hasta conseguir jugadores de altísimo nivel que nos representen a nivel de Club o a través de los equipos federativos.

Junta Directiva